11 cosas que tienes que saber antes de diseñar revistas digitales

11 consejos para visitar a clientes a la hora de diseñar y crear revistas digitales.

Hoy quiero compartir con vosotros 11 cosas que me hubiera gustado saber cuando empezamos  a diseñar revistas digitales para clientes o, ya directamente, cuando empezamos a ofrecer este tipo de servicios a nuestros clientes. Todas ellas te irán muy bien a la hora de ir a una reunión de posible cliente para diseñar revistas o publicaciones digitales.

¿Eres freelance y tienes dudas sobre cómo plantear tu estrategia de marketing para este 2018? Entonces te interesará nuestro curso para conseguir más y mejores clientes.

1. El cliente necesita ver ejemplos pertinentes

Vas a la reunión con tu cliente, habláis, todo parece ir muy bien. Hasta que llega el momento fantástico de… ¿me puedes enseñar ejemplos? No es que te pida ejemplos de tu propio portfolio. Te está pidiendo ejemplos de otras revistas, publicaciones y catálogos digitales que hagan «más o menos» lo mismo que él pretende hacer.

Por eso es necesario que tengas en tu iPad y en tu iPhone (o Android) muchas revistas y publicaciones de todo tipo para que tu cliente pueda hacerse a la idea de qué producto estás vendiendo. A lo mejor vas ahí con 2 revistas ó 3 y ves que te quedas corto porque el cliente quiere ver más y más.

Y te lo pedirá. Como te quedes en «blanco» sin nada que mostrar, estarás perdiendo una gran oportunidad. ¿Qué recomendamos? Que muestres a tus clientes el tipo de publicaciones que a ti te gustaría crear. Así conseguirás que se enamore de lo que ve y que te lo pida. Si enseñas cosas brutales que tú no sabes hacer o que requieren de un gran presupuesto (por ej. revistas digitales con código personalizado) o, al revés, si enseñas cosas cutres que te aburrirás de hacer y que preferirías no hacer nunca… te puedes poner a ti mismo en problemas.

Conclusión: enseña el tipo de publicaciones que te gustaría crear. Ten siempre a mano varias de ellas, de diferentes tipos, en diferentes idiomas, para que tu cliente vea que el mercado de revistas y publicaciones digitales está sano y para que pueda tener referencias.

Otro truco: una vez finalizada la reunión, envía a tu cliente un e-mail con los enlaces de las revistas que habéis visto. Querrá volver a verlas, enseñárselas a sus colegas, a su marido, a su mujer…

2. El cliente quiere saber si podrá modificar él mismo el contenido

Hay clientes que tienen esta necesidad y hay clientes que no la tienen. Para todos aquellos que sí la tienen… mejor que tengas una respuesta a mano. Decir «no» te puede suponer perder el cliente. En cambio, si dices que sí directamente sin explicar cómo se haría o qué requisitos hay, también podrías equivocarte, ya que estarías engañándole.

Por ejemplo, podrías proponerle la creación de una plantilla a través de la cual tu cliente cada mes pueda modificar el contenido y tener una publicación nueva. Eso sí, contando contigo para modificaciones o contando contigo para que ofrezcas formación.

3. El cliente no sabe que hay que diseñar multi-pantalla si quiere ofrecer la mejor experiencia posible

Olvidarse de preguntar si se va a diseñar para iPad, iPhone, Android… o incluso web puede ser terrible. El cliente puede dar por supuesto que lo harás para todas las plataformas y tú quizá sólo piensas en pantallas grandes. Luego pasa lo que acaba pasando siempre. ¿El qué?

Pues que las revistas para iPhone y Android móvil son «una caca». Sí, tal cual. Se leen mal, letra pequeña, no se puede hacer zoom a veces, otras veces sí pero luego es peor porque pierdes el texto por el lateral… Importante preguntar al cliente si los dispositivos de pantalla pequeña son importantes o no para ver si hay que adaptar el diseño.

4. No todo en el mundo son revistas digitales

¡Claro! De hecho, hay más publicaciones digitales que no son revistas digitales… que no revistas digitales. Puedes ofrecer:

  • catálogos interactivos
  • memorias de empresa
  • formación para empleados
  • revistas privadas
  • folletos de distribución privada (farmacéuticas)…

Importante tener en cuenta esto, ya que es más probable conseguir clientes de este tipo que no conseguir clientes de revistas digitales.

5. ¿Puede publicar para web? Hay que saberse de Pe a Pa los pros y los contras

Si usamos Mag+ Designd, por ejemplo, podemos publicar para web. Otras herramientas también lo permiten. ¿Problemas? ¿Ventajas? Bueno, hay que pensárselo. Si publicamos para web tendremos que repensar una estrategia de cobros si es que nuestra publicación es de pago.

¿Que es gratis? Ningún problema entonces…

6. Los colegas americanos tienen que empezar

Traer estadísticas de colegas americanos, casos de éxito… incluso si son europeos mejor. Los clientes quieren saber que otros han triunfado haciendo esto. No quieren pensar que se están arriesgando a hacer algo en lo que nadie ha tenido éxito.

Necesitan saber que efectivamente pueden tener éxito.

7. Apple necesita un mínimo de 10 días para aprobar una app

Para calcular la fecha de salida de la revista o publicación es importante que el cliente tenga en cuenta este retraso en el caso de Apple. Incluso puede ser más de 10 días, así que mejor decir 1 mes… Los típicos clientes del «lo quiero para mañana» no podrán conseguir sus deseos. Tendrán que esperar.

Eso sí, si tienes clientes de esos que hacen 1000 cambios a última hora, puede ser que incluso quiera cambiar algo mientras la app está en revisión (nos ha pasado). Entonces hay que convencerle de que es mejor esperar a que la app sea aprobada por Apple para relanzar una actualización, porque si la relanzamos a mitad del proceso de revisión, volveríamos al final de la cola.

8. El marketing que hay alrededor del lanzamiento de cualquier producto es importante para triunfar

No es que tengas que recordar esto al cliente. No es tu trabajo. Pero es importante que lo sepas bien. Hay clientes que se lanzan como locos a crear contenidos en forma de app y luego… se queman, dejan de pagar, se deprimen… qué sé yo. Miras su estrategia de marketing y es nula. Adquisición de usuarios: nada de estrategia, cero. ¿Así cómo quieren que les vaya bien? Misterios.

Es importante que tú sepas esto, puede ser que te lo pregunten. ¿Cómo puedo hacer para conseguir más usuarios? No tienes por qué saber cómo hacerlo, pero sí saber que hay que hacer marketing siempre para que la cosa avance…

9. Las apps a veces hay que actualizarlas

Explicar en la primera reunión esto quizá no mola, pero al menos te aseguras de que el cliente sabe donde se está metiendo. Cuando Apple actualiza, por ejemplo, muchas veces provoca que las revistas y publicaciones digitales tengan que actualizarse también para que funcionen con el nuevo sistema operativo.

10. Las últimas novedades sí afectan

¡Oh, que ya no existe el quiosco! Gran pregunta. Que tú no lo sabes y tu cliente te lo pregunta y no puedes responder… ¡quedas fatal! Tienes que estar al día en las últimas novedades de edición digital. Qué le ha pasado a Adobe, qué es el HTML5, qué le pasa al Quiosco de Apple, qué programas de estadísticas hay…

11. No saber con qué están hechas las otras publicaciones

Mal, ¡muy mal! Vendrá el cliente y te dirá: pues a mí me mola mogollón esta revista. Y tú la mirarás y te quedarás «…» sin saber qué responder porque no sabes con qué está hecha y no tienes argumentos de ningún tipo. En cambio, si ves que está hecha con un programa o con otro, podrás decir «sí, parece muy interesante, pero los costes son muy altos» o «sí, está muy bien, pero tiene una tasa muy alta de personas a quienes se le cuelga»… Cosas por el estilo.

¿Cómo saber con qué está hecha una revista o publicación digital? ¡En la próxima entrada te lo explicaré!