fbpx

9 razones que harán que quieras empezar ya tu blog para promocionarte

¿De qué me sirve tener un blog si vendo servicios?

¿No sabes si un blog te va a ser útil para algo? ¿Te has planteado empezar un blog, pero tienes dudas sobre si va a implicar una pérdida de tiempo sin ningún tipo de beneficio? A lo mejor quieres hacerlo, pero no sabes si deberías hablar de tus proyectos y clientes, de cómo es tu proceso de trabajo,…

Normal que estés dudando y que no sepas por dónde empezar. Dependiendo del tipo de proyecto que tengas entre manos, te irá bien escoger una estrategia u otra para tu blog. Si eres ilustrador, probablemente te irá bien escribir en tu blog sobre tu proceso de trabajo, tus nuevos clientes, proyectos personales que tengas, temática relacionada que veas interesante (exposiciones, por ejemplo, trabajos de otros ilustradores que estén muy bien…).

Si eres diseñador gráfico, te irá bien tener un blog donde hables de lo que sabes. Por ejemplo, psicología de color en logos; cómo el logo afecta en las ventas de una empresa, cómo una buena experiencia de usuario en una tienda on-line puede aumentar un 20% las ventas, por decir algunos ejemplos.

De forma genérica, si estás vendiendo servicios, te iría muy bien hacer un estudio de los puntos de dolor de tu cliente potencial y enfocar tu blog a resolver esos puntos de dolor para mostrarte como un recurso muy útil e ir generando autoridad ante clientes potenciales.

Pero, ¿de verdad es útil tener un blog?

Buena pregunta.

Muchos creen que un blog solo sirve para ir publicando “noticias” de su empresa. Cosas que realmente no le importan a nadie.

Por eso deberías enfocar siempre el blog a publicar contenido para tu cliente potencial.

Pregúntate:

  • ¿Qué es lo que le puede interesar?
  • ¿En qué medida mi blog puede ayudarle?
  • ¿Qué respuestas puedo darle?

¿Tener un blog sirve para conseguir más y mejores clientes?

Tener un blog siempre te reportará beneficios. Te ayudará. Te permitirá conocer otros profesionales. Te permitirá tener disciplina. Estarás siempre con la mente abierta buscando nuevos temas de los que hablar, buscando nuevas maneras de conectar con tu audiencia. En definitiva, te permitirá construir autoridad y ser un referente. Esto, a medio y largo plazo, hace que se acerquen a ti potenciales clientes más cualificados.

9 razones que harán que quieras empezar ya tu blog

Vamos a ver un resumen de por qué es tan beneficioso tener un blog:

1. SEO

Tener un blog te ayudará a posicionarte en Google. Si lo haces un poco bien, buscando palabras clave, buscando tendencias en Google Trends, escuchando a tus lectores… Conseguirás ir posicionándote en las palabras que más te interesen con tan sólo actualizar tu blog periódicamente. ¿La clave? Escribir contenido original, interesante y útil para tus lectores.

2. Autoridad

Autoridad, conseguirás ser una autoridad en la temática que elijas. Pongamos que hablas de logotipos:

  • Los 50 mejores logos de la historia
  • Cómo mejorar un logo en tan sólo 10 minutos
  • Cómo afectan los colores de nuestro logo a futuros clientes
  • Cómo escoger el mejor diseñador de logos
  • Qué hay que tener en cuenta a la hora de escoger un diseñador de logos

Aterriza en tu web un futuro cliente buscando información sobre qué colores debería escoger para el logo de su nueva empresa. Empieza a leer, todo el contenido le interesa muchísimo. Empieza a pensar que eres una autoridad en el tema. Y, oh, sorpresa: resulta que ofreces servicios de diseño de logos. Automáticamente, al leer todas esas entradas de tu blog te confieren autoridad, eres un experto en el tema. ¿Y cómo no contratar a un experto en el tema?

3. Confianza

Confianza es lo que desprendes, a parte de autoridad, cuando hablas mucho sobre un tema. Siendo una autoridad y una persona ‘próxima’, consigues ganarte la confianza de tus futuros clientes. A lo mejor te escriben preguntándote consejos, te envían e-mails, te escriben comentarios en el blog… Si respondes, generarás aún más confianza. Y cuanta más confianza generes, más fácil te será ofrecer tus servicios a tus clientes.

Demostrarás que sabes de lo que estás hablando sin tener que hacer un gran qué. Es muy diferente dirigirte a una reunión con un cliente y tener que convencerle de que sabes de lo que hablas, de que eres bueno y experto en el tema a que el cliente ya lo sepa de antemano porque lo ha podido ver en tu blog.

4. Disciplina

Sí, un blog requiere disciplina. Un blog es prometerle nuevos contenidos a tus lectores. No fallarles. Por eso tendrás que comprometerte con el blog y con tu audiencia y publicar contenido periódicamente. No hace falta que sea a diario, puede ser una vez por semana. Incluso dos veces al mes. Si el contenido es bueno, interesante y suficientemente extenso conseguirás posicionarte en Google igualmente, así que no te preocupes que no tienes que publicar constantemente.

Eso sí, importante el compromiso. Un blog abandonado queda muy mal. Si alguien visita tu web buscando información sobre los servicios que ofreces y ve que hace 3 meses que no publicas nada… ¡sospechará! Pensará que no estás, que estás de vacaciones, que has cerrado el negocio, que ya no te interesa, que no eres comprometido…

5. Esfuerzo en aprender más

Si expones en tu blog todo lo que sabes, tendrás que estar buscando constantemente nueva información para poder saber aún más cosas. Dar gratis lo que sabes es lo que tiene, te obliga a estar formándote constantemente y a estar al día de muchas novedades.

Tener un blog es una gran oportunidad para aprender nuevas cosas.

6. Esfuerzo en crear más

Eres ilustrador y quieres publicar en tu blog los trabajos que has hecho. Quieres mostrarle al mundo lo bueno que eres. Publicas trabajos con clientes, pero se te queda corto. ¿Alternativa? Publicar ilustraciones propias, trabajo que has hecho “porque sí”, por amor al arte.

Como querrás publicar asiduamente nuevos trabajos, el blog te servirá como motivación para crear más contenidos. Ya sea contenido teórico, contenido gráfico…

7. Presencia

Conseguirás presencia en buscadores (SEO), conseguirás presencia en redes sociales (contenidos virales, contenidos que puedes compartir en grupos de Facebook y de LinkedIn), conseguirás poderte comunicar con antiguos clientes o con posibles clientes… “Hey, ¿has visto este nuevo contenido que he publicado? Seguro que te interesa”. Esta visibilidad permite que tus clientes potenciales que aún están “dudando”, finalmente decidan contratarte. Al fin y al cabo, has sido visible justo cuando necesitan resolver el problema que tú resuelves con tus servicios.

8. Engagement

Presencia, visibilidad, engagement. Tendrás a tus lectores enganchados a tus contenidos. A ver… ¿qué publicará ahora? Si haces cosas interesantes y útiles para tus lectores, conseguirás este efecto. Conseguirás que te esperen.

Eso, además, le gusta a Google… ¡con lo que mejorarás tu posicionamiento! (SEO)

9. Feedback

Por último (y no menos importante) está el feedback. Conseguir saber si tu contenido interesa o no a tus posibles clientes, si está siendo útil o no, si necesita ser mejorado, si les gustaría que hablaras de otras cosas… Te ayudará a enfocarte en tu negocio y también a saber qué es lo que buscan tus posibles clientes.

¿De qué me sirve saber lo que buscan mis posibles clientes? Fácil.

Para poder comunicarte con ellos bien, hablando su idioma, hablando de sus preocupaciones reales, sus necesidades.

Si un cliente potencial capta que eres capaz de empatizar con sus problemas y que eres capaz de resolverlos, ¡querrá contratarte!

No serás tú el que le vendas, será él el que quiera contratarte.

Último consejo… ¿Cómo usar el marketing de contenidos para conseguir clientes?

Si quieres saber más, te invito a ver este vídeo en el que te explico cómo el marketing de contenidos puede ayudarte a  conseguir más clientes.

Quiero hablar
💬 ¿Tienes dudas?
💬 ¡Hola! Si buscas conseguir más ventas y más leads, ¡estás en el lugar correcto!