La práctica de la meditación para conseguir tus objetivos y mejores resultados

¿Meditas normalmente? Ya sé que suelo hablar de cómo conseguir clientes y de estrategias de marketing para darnos visibilidad y conseguir nuestros objetivos. Así que dirás, ¿pero por qué me habla de meditar? Pues porque una gran aliada para conseguir tus objetivos, no desfallecer en tu emprendimiento, conseguir mejores resultados, más concentración (más focus), menos procrastinación y más consciencia en todo momento de lo que estás haciendo es… la práctica de la meditación.

¿Cómo me puede ayudar la meditación?

Normalmente cuando hablo de esto muchas personas me miran en plan, ¿de verdad quieres que me ponga a hacer esas cosas raras? Los que hemos practicado yoga vemos como algo normal meditar, pero estoy viendo que para muchas personas meditar es ‘esa cosa rara y difícil de hacer, para frikis de lo espiritual’. No se dan cuenta de que la meditación les podría ir genial para mejorar su rendimiento en el trabajo, en el deporte (si es que practican deporte) o incluso estar de más buen humor cuando llegan a casa después de trabajar. Y de que meditar se puede hacer «en cualquier sitio» (mientras te dejen en paz) y que no requiere de un gran esfuerzo por parte de tiempo/recursos.

Meditar te puede ayudar a quitar bloqueos, frenos… a veces dejamos de hacer cosas por miedo, por ejemplo. A veces procrastinamos porque no sabemos enfocarnos, concentrarnos y trabajar para conseguir un objetivo concreto. A veces el estrés nos supera y hace que funcionemos con el piloto automático y dejemos de pensar si lo que estamos haciendo nos conviene o no… meditar ayuda a estar presente en lo que hacemos, a enfocarnos, a quitar un poco estos miedos que a veces nos frenan.

La meditación te permite mantenerte focalizado

La meditación te permite mantenerte focalizado en un mundo donde recibimos constantemente inputs que nos distraen de nuestro camino. ¿No te pasa que te levantas un día muy decidido a hacer algo y de repente te ves haciendo otra cosa porque te ha sonado el móvil? ¡Esto no puede ser! Si tienes un objetivo y un camino a seguir, si te has planteado un objetivo semanal o incluso un objetivo mensual o anual… ¡tienes que ir a por todas!

Tener una mente ociosa que se deja distraer constantemente por cualquier «evento externo» que ocurra hará que pierdas no solo la concentración en el trabajo que estás haciendo, sino que probablemente te sientas desanimado. ¿Sabes por qué? Porque terminarás el día diciendo….

¿Qué he hecho hoy? ¡No he hecho nada!

Y no es que no hayas hecho nada, es que seguramente te habrás pasado el día apagando fuegos «poco urgentes» cosas que en realidad podían haber esperado.

De mientras, tu gran proyecto seguirá ahí, sin avanzar, y tú te irás desanimando poco a poco.

La meditación te permite conseguir un estado de concentración total en el que necesitas menos tiempo para hacer más trabajo. Es así. Si te concentras y focalizas tu mente, si evitas distracciones, necesitarás menos tiempo y esfuerzo para conseguir los mismos resultados.

 A ver, ¿cómo empiezo?

Es muy fácil. Gracias a internet tenemos al alcance un sinfín de recursos. ¿Cómo lo hago yo? Mediante meditaciones guiadas que encuentro en Youtube, Ivoox… Tanto en inglés como en castellano, las hay que te permiten dirigirte a objetivos concretos, otras son de relajación profunda… Te invito a probarlo. También hay apps para iOS y Android que te ayudan a practicar la meditación.

Por ejemplo, nada más despertarte, podrías destinar los primeros 15 minutos del día a practicar una meditación. Incluso tumbado en la cama podrías ponerte los cascos y reproducir una meditación guiada. También puedes hacerlo antes de ir a dormir y conseguir dormir mejor así.

A veces cuesta encontrar audios que nos gusten y nos motiven, así que te invito a que explores opciones en ivoox hasta que encuentres una voz, ritmo, tono  y mensaje con el que te sientas cómodo. Una vez lo hayas encontrado, puedes repetir esa meditación a diario o combinarla con otras.