No dejes que nadie más que tú sea el propietario de tu cuenta de Facebook Ads

Me he encontrado varias veces en la situación de tener que gestionar una cuenta de Facebook Ads para uno de mis clientes y ver que ellos no tenían el control de su propia cuenta… ¿cómo, dirás?

Traduzco: me he encontrado con que la cuenta publicitaria y el Business Manager están a nombre de una agencia de marketing. Cuando todo va muy bien y la relación comercial es nueva y hay muchas expectativas y esperanzas, no hay ningún problema. Es genial… la agencia crea todo lo que hay que crear para hacer anuncios, se ahorra tener que explicarle al cliente o tener que quedar con el cliente para que lo cree él mismo, y todo parece más fluido.

Pero esta “facilidad inicial”, la de que la agencia de marketing cree la cuenta publicitaria para su cliente, es la que luego trae muchos, muchos problemas… Ya es sabido que cuando algo es muy fácil al principio, seguramente es porque como consecuencia no puede traer tantas cosas buenas.

¿Qué consecuencias tiene que tu agencia de marketing cree tu cuenta de Facebook Ads por ti?

1) Pierdes el control de tus datos. Tus datos es lo más importante que generas en una cuenta de Facebook Ads, tanto si fracasas como si tienes éxitos. No poder acceder a las campañas pasadas, no poder ver lo que hiciste, hace que no puedas aprender de los errores o que no puedas escalar lo que ya te funcionaba.

2) Pierdes el control de tus datos. Insisto. ¿Dónde quedará toda la información del píxel de Facebok el día que partáis peras?

3) Dependes de la buena voluntad y de las ganas de la agencia. Si de repente decides cambiar de proveedor… la agencia puede “enfadarse” y tener “pereza” para traspasar toda la información. La propietaria será la agencia y muy probablemente tendrás que empezar desde cero, perdiendo… sí, ¡todos los datos!

4) Si la agencia hace algo raro, dependes de que Facebook mire con buenos ojos a dicha agencia… es decir, corres el peligro de que baneen tu cuenta. Lo he visto, lo he vivido… y he tenido que ayudar a arreglar todo el “follón” porque en mitad de una campaña súper importante, todo quedó parado por este motivo

5) Recuperar la propiedad de una cuenta, si no cuentas con la buena voluntad de la agencia, puede ser un calvario. Tengo clientes que han pasado por procesos notariales y por disputas larguísimas dentro de Facebook (les he ayudado en la medida que he podido para poder seguir haciendo anuncios y poder agilizar todo el proceso)

Habrás visto que insisto en los datos.

Mucha gente cree que lo que han hecho con anterioridad en Facebook Ads no vale para nada. Y, ¡sí vale! Muchísimo. Sobre todo valen mucho los errores.

Ese dinero que pagaste en campañas que NO funcionaron te saldrá rentable en el futuro sabrás lo que NO funciona y podrás evitarlo.

Si pierdes estos datos, la nueva agencia o persona que gestione tus campañas no podrá saber qué era lo que no iba bien, qué públicos fallaban, qué CTR obtenías…

Lo mismo con el píxel. ¿De qué sirve tener el píxel instalado si al final tiene el control una agencia? Todos esos datos que se están recopilando no son tuyos. Son de Facebook y de la agencia.

Conclusiones: sé el dueño de tus propios datos

Como conclusión creo que queda muy evidente que lo que te recomiendo es que siempre seas tú el dueño de tus cuentas publicitarias y de tus datos. Si eres una empresa y hay varios empleados, no dejes que los empleados sean los propietarios de las cuentas publicitarias. Aquí lo que recomiendo es crear un e-mail genérico para la empresa, tipo «facebook@empresa.com» con el que crear un perfil «falso» (sí, recomiendo crear un perfil falso) y a partir de ese perfil crear la cuenta publicitaria y el Business Manager.

¿Por qué? Me he encontrado con empresas que no pueden recuperar cuentas de Facebook Ads porque quedaron en propiedad de antiguos empleados que, evidentemente, no darán su clave de Facebook a su ex-jefe para que pueda entrar a la cuenta. Sin duda todo esto es señal de muy mala gestión, pero debo decir que la mala gestión está a la orden del día. Por desconocimiento, por pereza o por lo que sea.

Si todo el mundo hiciera lo que comento, habría muchos menos problemas en la gestión de Facebook Ads. Cuando empiezo a trabajar con un cliente nuevo siempre pregunto quién es el dueño de las cuentas publicitarias y qué tipo de acceso tienen a ellas. Si veo que no son los dueños, empezamos un proceso de recuperación de las cuentas y si vemos que es imposible -pasa muy a menudo, más de lo que te puedas creer-, lo creamos todo desde cero… anhelando poder acceder a esos datos tan suculentos que había dentro de la cuenta publicitaria.

Que tu agencia o consultor únicamente gestione tu Facebook Ads…

Es decir, tienes que dejar que tu agencia de marketing o consultor de Facebook Ads gestione tus cuentas publicitarias, pero no tienen porqué ser los propietarios de ellas. De hecho, como ya has podido comprobar en los argumentos que te he dado, la única opción viable para poder controlar al 100% lo que haces en Facebook Ads es que tú seas el propietario de la cuenta.

El rol del consultor o la agencia de Facebook Ads

El rol que tiene que tener el consultor de Facebook Ads o la agencia es el de anunciante. Puede darte de alta de anunciante en:

  • Su página de Facebook
  • Su cuenta publicitaria
  • Business Manager

Así, la empresa en cuestión tendrá acceso a toda la cuenta de publicidad de Facebook y podrá hacer anuncios, realizar informes,… pero sin ser la propietaria de la cuenta. El día que no quieras trabajar más con esa persona, solo tendrás que quitarle el rol. ¿Qué te parece? ¡Es fácil! Y se evitan muchos malentendidos…

En una empresa donde estuve arreglando «follones» de este tipo, el director general creía que un ex-empleado estaba realizando anuncios para otra empresa con su cuenta bancaria… ya que se estaban realizando cobros en la cuenta bancaria de la empresa por parte de Facebook Ads pero no se tenía acceso a esa cuenta para comprobar qué estaba pasando. Situaciones surrealistas como estas pueden evitarse muy fácilmente, como te comento en este post. Tan solo tienes que hacer las cosas con la siguiente lógica:

  • Si eres freelance, tú puedes ser el propietario de tus cuentas
  • Si eres una empresa, mejor que hagas un e-mail genérico y crees un perfil de Facebook que sea el propietario de las cuentas y a partir de ahí das acceso al resto de empleados
  • Si trabajas con colaboradores externos, puedes darles el rol de anunciantes para que puedan hacer anuncios por ti

¡Fácil, fácil, fácil! ¿Por qué no lo hace así todo el mundo evitando problemas difíciles de solucionar?