fbpx

¿Qué hay que tener en cuenta a la hora de contratar a un trafficker digital?

¿Debo contratar a un trafficker digital?

Si estás aquí es porque te estás planteando contratar a un trafficker digital. 

Mi objetivo para esta entrada es doble:

  1. Que sepas qué es un trafficker digital, qué funciones tiene y porqué hay muchos otros profesionales del marketing que hacen lo que hace un trafficker, pero no se llaman traffickers
  2. Qué tienes que tener en cuenta si quieres contratar a uno

¿Qué es un trafficker digital?

No voy a extenderme en exceso explicando qué es un trafficker digital porque ya lo hice en su momento en esta entrada. En todo caso, vamos a ver un resumen:

Un trafficker digital es la persona encargada de comprar tráfico en plataformas publicitarias -u otras fuentes- para tu negocio. Estas personas que visitan tu web, mediante un embudo de ventas, se convierten finalmente en clientes.

Es decir, la función del trafficker digital es conseguir que gente que no conoce de nada tu marca, la conozca y empiece a interactuar con ella para finalmente convertirse en cliente. Hay muchas plataformas donde el trafficker puede comprar tráfico:

  • Facebook Ads
  • Instagram Ads
  • Google Ads (Búsqueda)
  • Google Ads (Display)
  • YouTube Ads
  • LinkedIn Ads, Twitter Ads, Pinterest Ads,…

Se trata de crear publicidad en las plataformas donde está el potencial cliente.

¿Por qué se llama trafficker digital si en realidad es una profesión que ya existía con otro nombre?

Aquí es donde tienes que estar muy atento, ya que a veces precisamente porque nos parece muy atractivo un nombre porque parece exótico, nos puede engañar un poco. La figura del trafficker digital ya existía anteriormente y hace ya muchos años que hay profesionales que se dedican a ejercer el mismo rol. Por eso cuando te venga alguien que te dice que es trafficker digital, no te quedes alumbrado por el nombre molón, sino que aplica lo mismo que aplicarías si estuvieras deliberando contratar a otro profesional.

¿Qué debes tener en cuenta a la hora de contratar a un trafficker digital?

En realidad esto es lo mismo que si contratas a una persona que te lleve el SEO o a algún programador o diseñador web (o programadora o diseñadora web) que te haga tu web. ¿Qué criterios aplicarías a la hora de decidir si le contratas o no?

En primer lugar, existen los criterios de intuición. Las personas nos caen o no nos caen bien en la primera impresión que nos dan.

Las personas nos dan confianza o no nos la dan ya en la primera impresión.

Por lo tanto, evidentemente, lo primero que tendrás en cuenta incluso sin quererlo es si esa persona te da buen feeling.

¡Ahora vamos a las cosas más lógicas!

#1. ¿Tiene experiencia?

Tener experiencia es indispensable si quieres poner tu proyecto o tu negocio en manos de alguien. Si quieres hacer crecer tu negocio y conseguir más ventas, necesitarás a alguien experimentado que haya estado en contacto con muchos negocios y muchas cuentas publicitarias y que eso le haya proporcionado una experiencia notable.

Es evidente que cuánto más experto sea alguien, seguramente más cobrará.

Por eso a veces nos vemos tentados de contratar a alguien con precios más económicos aunque no tenga experiencia.

¡Y es totalmente válido! Al fin y al cabo, por algún lado hay que empezar. Los que tienen experiencia empezaron sin tener… ¡así que si la persona te da confianza y crees que lo va a hacer genial, sigue!

#2. ¿Casos de éxito?

Pregúntale si tiene casos de éxito, que te los explique, busca si tiene web y si ahí hay recomendaciones.

Aquí lo que quieres comprobar es si ha conseguido el éxito anteriormente en sus campañas.

#3. ¿Tiene web? ¿Qué encuentras de esta persona si buscas en Google? ¿Hablan bien?

Parece una tontería, pero tener web implica invertir en uno mismo. Implica definirse, definir los servicios que se ofrecen, poner fotos de uno mismo o si es una agencia, del equipo… Las webs son la base de los negocios que quieren crecer online, ya que es la tarjeta de presentación.

En las webs es donde se pueden poner casos de éxito, testimonios de clientes, es donde se pueden publicar lead magnets posts en un blog que demuestren autoridad.

#4. ¿Comparte contenidos de valor en algún lugar para que puedas comprobar que sabe de lo que habla?

Comprobar qué tipo de contenidos publica el profesional es algo muy recomendable.

Normalmente, quien es experto en alguna temática suele también compartir sus conocimientos a través de un blog, un canal de YouTube, una cuenta de Instagram bien llevada… Esto le da autoridad y le ayuda a ser percibido como un experto en su área.

Por eso tendrás que buscar si esta persona publica contenidos de valor.

Te ayudará a comprobar sus conocimientos y su autoridad.

#5. ¿Te promete cosas imposibles?

Si te promete multiplicar las ventas de una manera muy exagerada sin haber testeado anteriormente nada, sin tener datos en la mano, sin saber si lo podrá conseguir o no. No te fíes.

El marketing digital es una estrategia muy potente, pero no es un milagro.

Es importante que la persona que contrates sea ambiciosa, pero tenga los pies en el suelo.

#6. Pregúntale por el presupuesto en publicidad que quiere invertir

Tenéis que entenderos también aquí.

Necesitas saber si quiere invertir 1000€, 2000€, 3000€ o qué cantidad para alcanzar los objetivos que se propone.

Tiene que ser una cantidad con la que tú estés cómodo y que estés dispuesto a perder si hace falta.

Piensa también que quien te promete grandes ganancias invirtiendo de golpe miles y miles de euros, no está pensando en la máxima rentabilidad. Ya que el proceso de inversión publicitaria es “paso a paso”, invirtiendo cada vez más, para conseguir el máximo retorno de la inversión.

#7. ¿Te hace preguntas pertinentes?

Cuando contratas a alguien para que te ayude a generar más ventas en tu negocio, lo más normal es que te haga una serie de preguntas para entender el negocio. Estas preguntas pueden ser:

  • Número de visitas mensuales a la web
  • Cantidad de personas en tu lista de correo
  • Número de ventas procedentes de publicidad y de tráfico orgánico
  • Si tienes cuentas publicitarias activas, configuraciones correctas en Google Analytics, Google Ads
  • Expectativas y objetivos
  • Cantidad dispuesta a invertir en publicidad
  • Capacidad de crear contenidos de valor (por ejemplo, si vendes infoproductos, capacidad de crear webinars, etc.)

Conclusiones

Si quieres contratar a un trafficker digital, sigue estos pasos que te he mencionado en este post y así podrás valorar si quieres contratarle o no. Ten en cuenta que al contratar a un trafficker o a un profesional del marketing digital estás poniendo en manos de otra persona tu marca, tu negocio y el dinero que quieres invertir para crecer y conseguir más ventas.

Es, por lo tanto, una decisión importante que hace falta tomarla desde la intuición, pero también desde la razón.

Quiero hablar
💬 ¿Tienes dudas?
💬 ¡Hola! Si buscas conseguir más ventas y más leads, ¡estás en el lugar correcto!