¿Y ahora qué? Tengo mi web, mi marca, mi logo…

La ilusión de tener una marca, un logo, una web que nos represente y unas tarjetas de visita geniales es muy grande. Empezar un negocio o transformarlo de manera que podamos comunicar lo que hacemos y cómo lo hacemos es un proceso muy emocionante y que la mayoría de autónomos y empresas se toman con ganas.

Cómo empezar a tener clientes si acabas de lanzar tu marca

¿Qué pasa después de lanzar una web? Una vez tenemos la base para poder comunicarnos, tenemos cuentas en redes sociales, tenemos imagen de portada de Facebook, imagen de perfil en LinkedIn,… ¿cómo conseguiremos clientes? ¿cómo conseguiremos ventas? ¿qué estrategias utilizaremos para poder hacer llegar nuestros servicios o productos a clientes potenciales?

En esta entrada voy a hacerte un listado de diferentes acciones y/o estrategias que puedes hacer para conseguir clientes y así vender tus productos y/o servicios.

  • #1. Una campaña de Facebook Ads
  • #2. Una campaña de Google Ads
  • #3. Estrategia a medio-largo plazo SEO
  • #4. Una estrategia de marketing de contenidos + Facebook Ads (estrategia híbrida)
  • #5. Un webinar

Pero, sobre todo, deberías tener muy claras unas cosas antes de empezar cualquiera de estas estrategias (no te preocupes, te las explicaré más en detalle en esta misma entrada).

¿Qué camino realiza tu cliente para llegar a ti?

¿Qué pasos realizará un posible cliente antes de convertirse en cliente?

Estrategias marketing digital

Estas dos preguntas son cruciales. Si no diseñas un embudo de ventas (un proceso por el cual te van entrando ‘leads’ de posibles clientes y tú y tu sistema los vais convirtiendo en clientes reales. Cuántos más entren en el embudo, más posibilidades de conseguir más ventas), no podrás realizar nunca ninguna estrategia. Porque lo que harás serán acciones aisladas: una campaña de FB Ads por aquí, una estrategia de marketing de contenidos por allá… Todo esto no te servirá para conseguir clientes de una manera constante y predecible, más bien te servirá para conseguir clientes de manera aleatoria, de vez en cuando, uno por ahí, otro por allá…

Te hará falta una estrategia de marketing digital avanzada. Digo avanzada porque, simplemente, se sale de lo habitual: una campaña por aquí, otra por allá. Tendrás que esforzarte y pensar, definir más: cuáles son tus objetivos y qué pasos tendrás que realizar para conseguirlos.

Sobre todo, lo que te hará falta es un protocolo que poder seguir.

  • ¿Qué pasa cuando alguien entra en mi lista de correo?
  • ¿Qué le digo? Si abre dicho correo, ¿qué otro e-mail le envío? Si no lo abre, ¿qué le digo?
  • ¿Qué pasa cuando alguien me escribe en LinkedIn después de que le agregue como contacto?
  • ¿Qué ocurre cuando alguien que no me conoce de nada entra en mi tienda on-line?

Ahora voy a explicarte un poco más las estrategias que he enumerado más arriba.

Estrategias de marketing digital que puedes aplicar ya

#1. Una campaña de Facebook Ads

Realizar una campaña de Facebook e Instagram Ads puede conseguirte más visitas para tu web. Imagínate que la has lanzado hace poco, o quizá hace tiempo, pero no tienes nunca visitas. Toda la información que tienes recopilada ahí no está llegando a nadie… Tantos esfuerzos en escribir los textos, hacer fotos, diseñar la web para que nadie la visite.

Las campañas de Facebook Ads pueden realizarse con diferentes motivos: querer conseguir leads potenciales (e-mails de posibles clientes), notoriedad de marca, conseguir mensajes en Facebook por parte de posibles clientes… Tendrás que evaluar cuál de los objetivos que Facebook ofrece en su diseñador de campañas se alinea mejor con tu web.

Ah, ¡importantísimo! No te olvides de instalar el Píxel de Facebook antes de realizar cualquier campaña.

#2. Una campaña de Google Ads

Dirás… ¿se siguen haciendo campañas de Google Ads? ¿pero no son más caras que las de Facebook Ads u otro tipo de campañas? Sí, pero también puede ser que Google Ads sea la plataforma publicitaria que mejores resultados te da. 

Puedes también utilizar Google Ads para hacer publicidad en YouTube.

No tienes por qué destinar un presupuesto muy alto, puedes probar con un presupuesto modesto al principio e ir viendo cómo evoluciona. Es mejor optimizar una campaña y decidir si se aumenta o se baja el presupuesto que no dejar Google Adwords en piloto automático y no optimizar nunca nada.

#3. Estrategia a medio-largo plazo SEO

Vale, el SEO… pero ¿qué pereza, no? ¿Sigue siendo necesario? Es un canal más. Igual que Facebook Ads, igual que publicar anuncios solamente en Instagram, igual que una estrategia fuerte en LinkedIn…

¿Qué tienes que hacer? Tener claro qué palabras clave quieres potenciar e ¡ir a por ello! Si insistes, te trabajas la estrategia y juegas bien tus cartas, conseguirás posicionarte. La ventaja de una estrategia SEO a largo plazo es que al final te traerá posibles clientes a tu web sin necesidad de pagar por anuncios.

#4. Una estrategia de marketing de contenidos + Facebook Ads (estrategia híbrida)

¡Viva el marketing de contenidos! Ese marketing que te permitirá posicionarte en Google, ser un referente en tu sector y conseguir crear una marca personal alrededor de tu nombre o de tu empresa. ¿A qué me refiero con estrategia híbrida? Pues publicar un ebook gratuito, un cuestionario, realizar un webinar… y potenciarlo mediante una campaña en Facebook Ads que te permita atraer a más clientes potenciales. Si, además, diseñas bien tu embudo de ventas puedes conseguir mucha notoriedad de marca y muchos clientes potenciales.

#5. Un webinar

Un webinar formaría parte de una estrategia de contenidos. En un webinar ofreces formación, ofreces información… de valor a tus espectadores «sin esperar nada a cambio». Un webinar no es un charla simplemente comercial, más bien es una charla que haces para ayudar a tus espectadores. Si no estás dispuesto a compartir tus conocimientos sin miedo, a ser generoso y a ayudar a tus espectadores, no vale la pena que realices un webinar.

¿Qué más puedo hacer?

Hay muchas más cosas que puedes hacer. Lo importante es que elijas unas cuantas (pocas) y que las hagas muy bien y a consciencia, sin abandonar. Por ejemplo, una estrategia de captación de potenciales clientes a través de LinkedIn o una estrategia de campañas de publicidad en Facebook, Instagram y Google Ads… Es importante tener fijados los objetivos, analizar las campañas constantemente y entender los datos que recibes de ellas.

Te aconsejo que definas bien tu estrategia y la apliques, teniendo en cuenta que pueden producirse cambios -estando siempre abierto/a a cambios en las estrategias. ¿A qué me refiero? Tener una estrategia te ayuda a definir unos pasos para llegar a tus objetivos. Sin estrategia lo que harás serán acciones aisladas que no contribuirán a conseguirte resultados.

Conclusiones

Puede ser que realizar acciones inconexas entre sí te funcione y vayas consiguiendo, más o menos, resultados. Lo que pasa es que estos resultados no serán previsibles e irás dando tumbos de un lado para otro buscando por aquí, luego por allá… sin saber muy bien qué resultados obtendrás. Te aconsejo que te pares un momento y diseñes una buena estrategia de marketing de manera que esto te sirva como hoja de ruta para los próximos meses.

En mi canal de YouTube tienes un montón de recursos para definir tu estrategia de marketing digital, ya sea que estés vendiendo:

  • Productos (e-commerce)
  • Servicios
  • Infoproductos

¡Te veo ahí!