fbpx

11 claves para conseguir clientes como diseñador (o cualquier creativo freelance)

Conseguir clientes, conseguir clientes, conseguir clientes. Es el mantra de cualquier freelance que intente sobrevivir (ay, no, espera, que lo que deberíamos intentar es VIVIR y no sobrevivir, ya me entiendes) en este mundo. ¿El objetivo? Obtener ingresos suficientes como para pagar todos los gastos que generamos con nuestro negocio y como personas/familia, obtener beneficios como para poder ahorrar, obtener beneficios para poder cubrir posibles contingencias (me tengo que poner de baja, este mes no tengo ningún cliente, este cliente es un moroso), beneficios como para poder ahorrar, así, en general; beneficios como para poder tener nuestro plan de pensiones o algo así…

¿Qué te parece? Vamos, que hay que generar ingresos para poder vivir como freelance y, sobre todo, para poder vivir como nosotros realmente queremos.

Aquí es donde tenemos que afilar nuestras uñas y ser feroces. Feroces en el sentido de creérnoslo e ir a por todas. No vale la pena empezar un camino de freelance si no es para ir a por todas.

11 claves para conseguir clientes como diseñador o creativo freelance

En esta entrada te voy a dar 11 claves para conseguir clientes como diseñador o creativo freelance (ilustrador, fotógrafo,…).

11 claves conseguir clientes freelance#1. Tarjetas de visita

Sí, las tarjetas, esa cosa del siglo XX que creemos que no van con nosotros. Vas a una fiesta de cumpleaños y generas conversaciones aleatorias con gente que no conoces de nada. Te das cuenta de que podrían ser posibles clientes. ¡Mierda, no! No tienes tarjetas… ¿Qué haces? ¿Te doy mi Whatsapp, dame tu número? Con lo bien que quedarías dando tu tarjetita. La tarjeta te da la oportunidad de explicar brevemente los servicios que ofreces a la persona a quien se la estás dando. El discursito breve quedará en su memoria de manera que cada vez que se encuentre con tu tarjeta, se acordará de ti.

Otra opción es pedirle a la persona su tarjeta o su e-mail y a partir de ahí, al cabo de unos días, enviarle un e-mail recordatorio diciéndole X cosa que podría ayudarle o serle de utilidad. De manera que en su cabeza tu nombre resonará como “Wow, qué generoso, mira qué me explica gratis”. Y ahí tienes más oportunidades de resonar en su cabeza cuando necesite de tus servicios o cuando un amigo suyo o colega suyo necesite de servicios que tu ofrezcas.

#2. Tu web diseñada de manera profesional

La web es como la tarjeta. Cuando estés en una red social, en LinkedIn, en Instagram, en Behance… necesitas poder enlazar todo esto a tu propia web. Una web que hable de ti, de tus proyectos, de los servicios que ofrezcas. Que parezca profesional y que lo sea (que funcione). Una web no profesional sólo te hará quedar como un no profesional. Y así te costará muchísimo más conseguir clientes.

#3. Los textos de tu web enfocados a venderle a tu target

Los textos de tu web son muy importantes. Ya sé que el diseño también, ¡que sí! Pero… los textos son los mensajes que llegan a tu target. Si le hablas de sus problemas, dolores de cabeza, y le explicas cómo solucionarlos,… conseguirás mucho más que no simplemente hablando de ti y de lo guay que eres y lo de que el mundo se pierde si no te contrata.

¿Te interesa este tema? Consulta esta entrada en la que te explicamos cómo debe ser tu página de inicio.

#4. Oye, ¿pero sabes cuál es tu target?

¡Indispensable! Saber quién es tu cliente potencial… y cuál es tu cliente ideal. Necesitas hacer buyer persona. Un documento en el que escribes sobre una persona real que muy bien podría ser tu cliente. Ahí describes lo que hace en su día a día, qué objetivos tiene en la vida, cuáles son sus peores miedos, sus puntos débiles… Esto te ayudará a redactar los textos de tu web, de tus e-mails y de toda tu comunicación pensando en alguien real a quien puedas llegar de verdad.

#5. Análisis de clientes potenciales a través del análisis de clientes/contactos que ya tienes

Piénsalo. ¿Cómo poder conocer a tus clientes potenciales? A través de conocer a tus clientes actuales. Seguro que hay más como ellos esperando contratarte. Si ofreces un servicio que interesa, que funciona,… por qué no ofrecerlo a personas parecidas? Para ello tendrás que investigar a tus clientes actuales mediante alguna encuesta, investigación en redes sociales, foros…

#6. E-mails en frío. ¿Cómo hacerse un hueco?

Podemos llegar a enviar 3000 e-mails en frío esperando alguna respuesta. Puede no llegar nunca. O puede que consigamos clientes. Todo dependerá de cómo los escribamos, de a quién se los enviemos, de lo bien que investiguemos a los clientes potenciales y del buen seguimiento que hagamos del envío de e-mails. Los e-mails en frío siguen funcionando (¡de verdad!) y si los utilizas a tu favor, pueden darte muchas buenas sorpresas.

¿Quieres saber cómo escribir e-mails en frío? Consulta esta entrada del blog.

emails en frío

#7. Networking

No me refiero sólo a ir a eventos relacionados con lo que tú trabajas. Sino a ir a eventos no relacionados directamente con tu sector. De ir a hablar con tu frutero y tu panadero, escribir a tus amigos en Facebook… informando de tus servicios, enlazando a tu web. Vamos, que el mundo entero se entere de que estás aquí y de que vas a por todas.

#8. Estrategia de contenidos

Un blog te irá de perlas. No sólo conseguirás posicionarte mejor en Google, sino que conseguirás ganar autoridad, visibilidad y ser un referente en tu sector. Es tu mejor tarjeta de presentación cuando un cliente visita tu web. Y, además, atrae a posibles clientes y les convence sin que tú hagas casi nada. Imprescindible.

#9. Redes sociales

Escoge unas cuantas y ¡a por todas! No vale la pena estar en todas porque sí si no vas a mantenerlas. Vale la pena escoger unas cuantas y trabajar una buena estrategia.

LinkedIn puede ayudarte más de lo que piensas. Aquí tienes una guía detallada paso a paso sobre cómo conseguir clientes en LinkedIn.

#10. Mucho amor

Por ti mismo, por tu trabajo, por tus clientes, por tus posibles clientes… Indispensable para seguir en este mundo feroz.

#11. Motivación a tope y no procrastinar

Procrastinar es nuestro peor enemigo. ¿Esos e-mails en frío? Ya los mandaré la semana que viene… Y nunca los mandas. Y tampoco actualizas nunca tu Behance,… y, al final, has perdido meses y oportunidades y mientras tenías clientes no has trabajado para conseguir a los clientes del futuro. Y el futuro llegará y tendrás que preocuparte de golpe y todo lo que has procrastinado se te echará encima para hacerte sufrir más aún. STOP. Deja ya de procrastinar y empieza ya tu estrategia de marketing.